martes, 11 de septiembre de 2012

Sabor a Miel


"SABOR A MIEL"
de Shelagh Delaney

Dirección: Lizardo Laphitz


Diseño de luces: Lizardo Laphitz-Nicolás Mizrahi 

Música: Mirko Mescia
Escenografía y vestuario: Silvia Rodriguez
Prensa: Norma Darienzo
Diseño gráfico: Silvana Sabetta
Asistente de Dirección: Nicolás Mizrahi-
Operador de luces: Nicolás Mizrahi
Operador de sonido: Michelle Wecjman
Fotografía de prensa: Cecilia Pertussi

Sinopsis:
Una adolescente embarazada. Una madre alcohólica. Dos seres que viven en una miserable soledad.
Con “Sabor a Miel”, Shelagh Delaney logró escribir una obra de un realismo crudo que recrea la miseria de los barrios bajos de la Inglaterra post guerra.
Jo vive con su madre, Helen, prostituta y alcohólica, que la ignora por completo. Para poder salvarse y salir de la miseria, Helen se casa con un cliente adinerado que está obsesionado con ella. Abandona a su hija y se va a vivir con él. Mientras tanto, Jo tiene su primer romance con un marinero negro del cual queda embarazada, repitiendo la historia de su madre.
En ausencia de Helen, Jo conoce a Geoff, un homosexual que se convierte en su más fiel amigo y la acompaña durante su embarazo, brindándole todo el amor que nunca tuvo.


Visión de la puesta según su director:
La pieza es un testimonio y una denuncia de los prejuicios que existían hace medio siglo en la sociedad inglesa. Siguen vigentes en el mundo, afectando a millones de personas. La sociedad cambia en apariencia, pero los prejuicios y desigualdades aun existen. La soledad, la desprotección de las clases más bajas, la promiscuidad, los embarazos no deseados, la discriminación racial y sexual… el desamparo, son temas que lamentablemente siguen imperando, porque el mundo aun no ha mejorado lo suficiente. “Sabor a miel”, con humor mordaz, pone de manifiesto en sus personajes el tema de los prejuicios, y es una clara invitación para enfrentar el sabor amargo de reflexionar sobre nuestros propios sentimientos.

Lizardo Laphitz